Manejo del asma durante COVID-19

Manejo del asma durante COVID-19

Por Sophia L. Thomas, DNP, FNP-BC, PPCNP-BC, FNAP, FAANP

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas con asma moderada a grave pueden tener un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19. Las personas con asma que contraen el virus tienen más probabilidades de ser hospitalizadas, ya que el COVID-19 puede exacerbar el asma. La Asociación Estadounidense de Cuidado Respiratorio (AARC) ha proporcionado varios pasos para reducir su riesgo de un ataque de asma causado por una enfermedad viral:

  • Tome sus medicamentos de control diarios.
  • Asegúrese de tener a mano un suministro adecuado de medicamentos para el asma.
  • Tome medicamentos corticosteroides inhalados, que pueden disminuir la susceptibilidad a las infecciones.
  • Llame a su proveedor de atención médica, como un enfermero especializado, si el medicamento de alivio rápido no resuelve sus síntomas de asma.

Los CDC recomiendan tomar estos pasos para controlar su asma durante la duración de la pandemia de COVID-19:

Siga su plan de tratamiento para el asma. Todas las personas a las que se les ha diagnosticado asma necesitan su propio plan de tratamiento personalizado. Trabaje con su proveedor de atención médica para crear un plan que funcione para usted y se adapte a sus necesidades y riesgos individuales.

Evite los desencadenantes del asma. Es importante saber qué desencadena sus síntomas de asma. Los desencadenantes comunes incluyen el humo del tabaco, los ácaros del polvo, los contaminantes del exterior, las mascotas y el moho. Revise esta lista completa de desencadenantes comunes.

Continúe tomando sus medicamentos. Es fundamental que continúe tomando sus medicamentos para mantener su asma bajo control durante la pandemia de COVID-19. Esto incluye cualquier inhalador que contenga esteroides. Asegúrese de saber cómo usar su inhalador.

Cree un suministro de medicamentos de emergencia. Hable con su proveedor de atención médica sobre la creación de un suministro de emergencia para el hogar de sus medicamentos para el asma, incluidos los inhaladores. Asegúrese de tener a mano un suministro de medicamentos de venta libre para 30 días.

Desinfectar su hogar y lugar de trabajo con regularidad ayuda a limitar la propagación del COVID-19, pero los desinfectantes como la lejía y los aerosoles de limpieza pueden exacerbar los síntomas del asma. Estos son algunos de los consejos de los CDC para evitar desencadenar un ataque de asma mientras se desinfecta para prevenir la propagación del COVID-19:

  • Siempre que sea posible, haga que un adulto sin asma limpie y desinfecte las superficies para evitar la exposición a sustancias químicas que pueden desencadenar un ataque.
  • Permanezca en una habitación separada inmediatamente después de usar desinfectantes.
  • Utilice solo los productos de limpieza necesarios. Las superficies que rara vez se tocan o se usan a menudo se pueden limpiar con agua tibia y jabón.
  • Haga una lista de los centros de atención médica cerca de usted que brindan nebulizadores u otros tratamientos para el asma en caso de que experimente un ataque de asma mientras se desinfecta
  • Elija desinfectantes que tengan menos probabilidades de causar un ataque de asma de la lista aprobada por la Agencia de Protección Ambiental. Los tipos de desinfectantes que debe buscar son los que contienen peróxido de hidrógeno o etanol. Evite los productos con ácido peroxiacético o ácido peracético.
  • No utilice desinfectantes que puedan desencadenar un ataque de asma en un espacio confinado.

Si en algún momento durante la pandemia de COVID-19 usted siente un desencadenante del asma o necesita atención médica, comuníquese con su proveedor de atención médica.