El Día Mundial para la Prevención del Suicidio es el 10 de septiembre

El Día Mundial para la Prevención del Suicidio es el 10 de septiembre

Por April N. Kapu, DNP, APRN, ACNP- BC, FAANP, FCCM, FAAN

El 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, un día que cuyo objetivo es crear conciencia sobre el suicidio, reducir los estigmas asociados y alentar la acción mundial para reducir el número de suicidios e intentos de suicidio a nivel mundial.

El suicidio es un problema de salud creciente en todo el mundo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las tasas de suicidio en los Estados Unidos de América (EE. UU.) incrementaron 33% entre 1999 y 2019, y el suicidio fue la décima principal causa de muerte durante ese tiempo.

Al igual que otros comportamientos humanos, no existe una única causa de suicidio. El suicidio puede ocurrir en respuesta a una combinación de problemas biológicos, psicológicos, ambientales, sociales e interpersonales. Hay factores que pueden aumentar el riesgo de suicidio, incluida la exposición a otras formas de lesiones y violencia durante la vida. Las personas que han sufrido abuso infantil, violencia sexual o acoso tienen un mayor riesgo de suicidio.

Las tasas más altas de suicidio en EE. UU. se encuentran entre las poblaciones de indios americanos/nativos de Alaska y blancos no hispanos. Otras poblaciones de los EE. UU. con tasas altas de suicidio son las personas que habitan en áreas rurales, los trabajadores de industrias como la minería y la construcción, y los veteranos militares. En la población más joven, las personas que se identifican como miembros de la comunidad LGBTQ experimentan una mayor tasa de ideación y comportamiento suicida que sus iguales.

Al igual que otros comportamientos humanos, no existe una causa única del suicidio. El suicidio puede suceder en respuesta a una combinación de problemas biológicos, psicológicos, ambientales, sociales e interpersonales. Hay factores que pueden incrementar el riesgo de suicidio, incluyendo la exposición a otras formas de lesiones y violencia durante la vida de una persona. Las personas que han sufrido abuso infantil, violencia sexual o acoso tienen un riesgo más alto de suicidio.

Los CDC reportan que en EE. UU. hay una muerte por suicidio cada 11 minutos, y hubo más de 47,500 muertes por suicidio solo en 2019.

Según los Institutos Nacionales de Salud, los siguientes comportamientos son señales de alarma de que una persona puede tener tendencias suicidas. Obtenga ayuda de inmediato si usted o un ser querido:

Habla sobre:

  • Querer morir
  • Culpa o vergüenza grandes
  • Ser una carga para otros

Se sienten:

  • Vacíos, desesperados, atrapados o como si no hubiera razón para vivir.
  • Extremadamente tristes, más ansiosos, agitados o llenos de ira.
  • Dolor emocional o físico insoportable.

Cambian su comportamiento, como:

  • Planifican o investigan formas de morir.
  • Se alejan de los amigos, se despiden, regalan artículos importantes o hacen un testamento.
  • Asumen riesgos peligrosos, como conducir muy rápido.
  • Muestran cambios de humor extremos.
  • Comen o duermen más o menos.
  • Consumen drogas o alcohol con más frecuencia.

El suicidio a menudo se puede prevenir, pero la prevención requiere la participación de todos los niveles de la sociedad. Ayude a prevenir el suicidio aprendiendo las señales de alarma, promoviendo la prevención y la resiliencia y comprometiéndose con el cambio social.

En este Día Mundial para la Prevención del Suicidio, recordemos a los afectados por el suicidio y trabajemos con nuestras comunidades para evitar que ocurran suicidios futuros. Para mayor información sobre la prevención del suicidio y acceder a recursos para usted o para alguien que conozca que esté pasando dificultades, contacte a su enfermero practicante u otro proveedor de atención primaria. Estamos aquí para usted.