Atención Adecuada para el Manejo de los días de Enfermedad por Diabetes

Atención Adecuada para el Manejo de los días de Enfermedad por Diabetes

Angela Thompson, DNP, FNP-C, BC-ADM, CDCES, FAANP

Una de las habilidades fundamentales en el manejo de la diabetes es la resolución de problemas relacionados con enfermedades agudas o el manejo de los días de enfermedad. Esto incluye comprender los ajustes recomendados en el control de la glucosa, los medicamentos para la diabetes y la dieta, así como controlar los síntomas de la enfermedad aguda y saber cuándo comunicarse con su proveedor de atención médica o especialista en diabetes para obtener orientación adicional.

Ajustes a la monitorización de glucosa  

El autocontrol de los niveles de glucosa es fundamental durante una enfermedad aguda porque le brindará la información necesaria para determinar si se necesitan cambios en la ingesta de alimentos y medicamentos, además de ayudarlo a evaluar la efectividad de esos cambios. Verificar los niveles de glucosa con su monitor de glucosa en sangre o sensor de glucosa al menos cada tres o cuatro horas es el intervalo mínimo sugerido.

Se debe agregar la prueba de cetonas en orina si los niveles de glucosa están constantemente por encima de 250 mg/dl o si se producen vómitos. Las tiras de cetonas están disponibles en la farmacia local y no requieren receta médica. Un subproducto del metabolismo de las grasas, las cetonas se producen cuando hay una cantidad mínima de glucosa que ingresa a las células, lo que hace que el cuerpo descomponga la grasa para satisfacer las necesidades calóricas. El metabolismo de las células grasas puede ser peligroso en grandes cantidades, ya que las cetonas son ácidas. La cetosis ocurre cuando se encuentran cetonas en la orina y puede ser un signo de estrés, infección, deshidratación o falta de insulina adecuada. Un rastro, o una pequeña cantidad, de cetonas a menudo se puede tratar con una hidratación adecuada y una ingesta calórica. Cualquier cantidad mayor debe discutirse con su enfermero especialista (NP) u otro proveedor de atención médica para obtener más orientación, ya que la cetosis puede ser una afección potencialmente mortal y puede causar disfunción multiorgánica.

Ajustes a los medicamentos para la diabetes

La mayoría de los medicamentos para tratar la diabetes deben continuarse durante una enfermedad aguda. La única excepción es si tiene náuseas y no puede comer o tiene cetonas presentes en la orina. En este escenario, es posible que no necesite insulina para las comidas o medicamentos como glipizida, glimepirida o gliburida. Estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre. Aún necesitaría otros medicamentos para la diabetes, incluida la insulina de acción prolongada y la insulina de acción corta para corregir cualquier aumento en sus niveles de glucosa por encima de su rango objetivo.

Suspender la insulina de acción prolongada o todos los medicamentos para la diabetes con una enfermedad aguda es un error común que conduce al ingreso hospitalario por hiperglucemia en forma de cetoacidosis diabética (CAD) o estado hiperosmolar de hiperglucemia (HHS). La CAD y el HHS representan aproximadamente el 65,72% de las hospitalizaciones por diabetes tipo 1 y el 35,28% por diabetes tipo 2.

Si tiene una enfermedad aguda, también debe asegurarse de poder mantener una ingesta adecuada de líquidos (8-16 onzas por hora) con sopas, caldo, agua o bebidas bajas o nulas en calorías (incluidas algunas bebidas de reemplazo de electrolitos) para prevenir la deshidratación y la cetosis. Si sus niveles de glucosa son inferiores a 200 mg/dl, se recomienda consumir líquidos calóricos regulares o una dieta blanda para evitar que se produzca hipoglucemia. Las dietas blandas consisten en alimentos que es poco probable que causen malestar estomacal y que son fáciles de masticar y tragar. Estos alimentos se pueden picar, moler, triturar o hacer puré.

Controlar los síntomas con medicamentos de venta libre

General: Cuando esté disponible, elija productos para aliviar los síntomas que no contengan alcohol ni azúcar. Una regla general es seleccionar formas de gel o tableta, ya que es poco probable que contengan carbohidratos o alcohol, que afectan los niveles de glucosa. Si prefiere un líquido, consulte el sitio web del fabricante para obtener detalles sobre los ingredientes o llame al número gratuito para consumidores que figura en el paquete.

Resfriado o Tos: Para reducir el riesgo de interacciones de medicamentos y efectos secundarios, considere un producto que trate su síntoma principal, en lugar de un producto para síntomas múltiples. Los aerosoles nasales para las alergias o la congestión nasal se absorben localmente, por lo que generalmente son seguros de tomar.

Dolor y Fiebre: El acetaminofén es el producto más seguro para tratar estos síntomas. Evite los productos que contengan aspirina, ibuprofeno y naproxeno, a menos que su proveedor de atención médica le haya indicado específicamente que estos medicamentos son seguros para usted.

Molestia Gastrointestinal

Es poco probable que la mayoría de los medicamentos de venta libre para la diarrea, los calambres abdominales, el estreñimiento, la acidez estomacal y el malestar estomacal afecten los niveles de glucosa, ya que rara vez contienen alcohol o carbohidratos.

  • Los antiácidos son seguros para tratar el malestar estomacal o la acidez, siempre que no contengan aluminio. Los productos que contienen aluminio pueden causar estreñimiento y no son seguros de usar si tiene una enfermedad renal.
  • Los productos para tratar el estreñimiento incluyen laxantes osmóticos (glicerina, policarbonato glicol 3350), laxantes formadores de masa (psyllium, policarbofilo), laxantes estimulantes (bisacodilo, sen, aceite de ricino) o laxantes salinos (citrato de magnesio, fosfato de sodio, fosfato de magnesio) y ablandadores de heces. Aunque estos productos no modifican los niveles de glucosa, los laxantes estimulantes, osmóticos y salinos deben usarse con precaución ya que pueden provocar desequilibrios electrolíticos. También se debe tener cuidado de no usar estos productos durante más de una semana.
  • Los productos para tratar la diarrea que no afectan los niveles de glucosa incluyen loperamida y subsalicilato de bismuto. El subsalicilato de bismuto posiblemente puede interactuar con aspirina, ibuprofeno, naproxeno, antiplaquetarios y otros anticoagulantes, así que asegúrese de discutir la seguridad de este producto con su proveedor de atención médica si está usando uno de estos medicamentos.

Cuándo comunicarse con su proveedor de atención médica

Se deben informar los siguientes síntomas al médico que maneja su diabetes:

• Cetonas moderadas o grandes en la orina.

• Vómitos más de una vez al día.

• Diarrea más de cinco veces al día.

• Dolor abdominal.

• Respiración irregular o aliento con olor afrutado.